martes, 21 de noviembre de 2017

La trilliza perdida

 Raquel es una chica muy dulce y por eso no podía elegir un color y motivo más apropiado.
 Con su faldita corta en rosa y su jersey bicolor, en el que destaca la estrella central, se encuentra de lo más femenina.
 Como complementos ha elegido unos zapatos blancos, unas medias blancas y un favorecedor gorro de lana.
 Me encanta el resultado final. Un conjunto muy actual que viene a renovar el armario demasiado clásico de Lesly.
 Viéndola así de bonita, dan ganas de tener una pandilla de pequeñas en casa, para "jugar con ellas"... de momento solo hay dos!
 Y sí, la culpable, principalmente, es Rosana del blog http://labibliotecasilvestre.blogspot.com.es/2017/04/mis-superestrellas.html que nos envió unos cuantos modelitos veraniegos y otros tantos, más abrigados.
 Y claro, tras ver esas dos preciosidades, solo puedo pensar que mi Raquel debe ser la trilliza perdida... o al menos gracias a mi bibliotecaria favorita, lo parece.
 Me gusta mucho el estilo renovado que le está dando a esta muñeca, un poco olvidada y a la sombra de su hermana mayor.
Os gusta tanto como a mi esta pequeñita tan dulce y angelical???

miércoles, 8 de noviembre de 2017

Jardín abandonado

A veces un paseo puede convertirse en toda una aventura, que nos aporta además mucha claridad cuando estamos bloqueados con algo.
Porque tomar un camino distinto al habitual nos puede traer alguna novedad interesante que de repente enciende la bombilla en nuestro cerebro.
Como a Elena, que siguiendo las huellas del otoño, se adentró en un espacio nuevo donde se encontró una enorme casa antigua, llena de misterio.
Aprovechó para posar junto al jardín abandonado de la casa.
Y empezó a fantasear sobre quién habría podido vivir en esa mansión tan grande y tristemente dejada.
A ella le encanta imaginar sobre la vida de los demás...
Y nada mejor que este entorno encantado para inspirarse y para que nuevas ideas fluyan en su cabeza. Ideas que piensa plasmar en su próxima novela.
Porque no os he contado, que a Elena le encantan las novelas de misterio, y que, precisamente, ahora está escribiendo su tercer libro.
Sin duda, este jardín de recuerdos ha sido inspirador para ella.

jueves, 2 de noviembre de 2017

Parecidos pero no iguales

 Parece que hay que empezar a abrigarse, así que debemos preparar por fin el armario para la temporada otoño-invierno.
 Nada mejor que un jersey y gorro a juego para lucir estupendas.
 Carolina y Elena han elegido el mismo color de fondo, pero con pequeñas variaciones que hacen que sus conjuntos sean parecidos, pero no iguales.
 Y es que a veces la diferencia está en los pequeños detalles, como en este caso, donde el tamaño de las franjas y su color ponen la nota diferente en el jersey.
 Y en el gorro, la nota diferente, la encontramos en la mezcla de colores de los pompones.
Pues ahora sí que sí, parece que viene el otoño. Por fin nos vamos a poder abrigar como corresponde al mes de noviembre. Es el momento de sacar los nuevos modelos abrigados del armario.

viernes, 27 de octubre de 2017

Conjunto verde otoñal

 Estrenamos por fin ropa otoñal, no es que haga el frío que debiera hacer por estas fechas, pero a primera hora de la mañana o al caer la tarde...
 no está de más una chaqueta que nos conforte y abrigue un poco.
 Rebeca por fin ha estrenado este conjunto que, una vez más nos enviaron desde la biblioteca silvestre hace un tiempo.
 Combina el verde tanto en falda, chaqueta y el bolso.

 Donde casan estupendamente distintas texturas y estampados.
 
 Creando un conjunto equilibrado y muy elegante.
 El bolsito es una pasada, y además viene con historia, como suele ocurrir en estos casos.

Aunque hay un detalle a considerar... y es que yo he visto una chaqueta donde su creadora hizo un jersey! Perdón a la diseñadora silvestre, pero es que a mi me recordó al conjunto universitaria de Nancy por lo de chaqueta y falda... y pensé: "ya tiene conjunto mi Lesly". Así que aprovechando que era otro su uso, ya lo combinaremos próximamente , más adecuadamente.

miércoles, 18 de octubre de 2017

Goodbye summer

 Lidia ha sido invitada a una fiesta muy especial para despedir el verano de 2017.
 Un verano distinto a los vividos, lleno de cambios, y seguro que será recordado en el futuro, como un punto de partida.
 Con un largo viaje de por medio que la hizo olvidar lo malo, para cargarse solo de cosas buenas... donde vio lugares para perderse y quedarse.
 Vio casitas de cuentos, bosques encantados y llenos de hadas y duendes; canales llenos de cisnes por los que pasear; castillos y fortalezas evocadores; ríos donde el viaje en barco era un abandono a las sensaciones...
 Este verano ha sido muy especial, por eso merecía un vestido espectacular, de largo, para despedirlo como era debido.
 Un vestido azul como sus ojos azules... para una fiesta en el mar, azul como su vestido.
 De corte sencillo y elegante, como Lidia deseaba.
Parece que por fin dejamos atrás este verano y daremos paso a un otoño perezoso, al que le ha costado manifestarse, y aún dudo que se quede por completo con nosotros, pero al que esperamos ansiosamente para que nos permita abrigarnos un poco más y disfrutar de la calidez y tranquilidad del hogar, al calor de un buen fuego.

jueves, 12 de octubre de 2017

Leslys en el jardín

 Cuando Raquel, apasionada de las setas y de dar largos paseos por los bosques buscando dichos tesoros culinarios, vio este vestido, lo tuvo muy claro: ese sería para ella.
 Para completar esa libertad y belleza que siente con su nuevo vestido, ha salido al jardín.
 Desde luego es el mejor entorno para enseñar su nueva adquisición, que le da un aire romántico, sencillo, bucólico...
 Raquel se siente pletórica gracias a los "arreglillos" que ha recibido, y sobre todo, a las nuevas ropitas que nuestra bibliotecaria favorita nos ha regalado.
 Y claro, ahora cuando salimos al jardín, la primera en levantar la mano para una sesión fotográfica es ella.
 Me alegro mucho, porque durante mucho tiempo ha estado prudente y silenciosamente esperando su turno, mientras yo iba sacando a todas sus hermanas mayores, una y otra vez.
 Rebeca, amante del arte moderno, no se pensó dos veces que éste vestido sería para ella.
 Para ella es como un lienzo donde se representa una explosión de color, sin forma definida a excepción de alguna flor.
 Con unos tonos suaves y equilibrados, que van desde unos cálidos naranja y amarillo, hasta unos fríos malva y azul, todos ellos unidos por unos rosas claros y oscuros que hacen de nexo, y dejando claro su predominio en el adorno de los pompones.
 A Rebeca le encanta el color y la mezcla de éste, y que mejor lugar para disfrutar de colores puros que una salida a la naturaleza.
Este rescate de las Leslys resulta adictivo, porque te dan ganas de jugar más con ellas y sacarles todo el partido que tienen. Así que seguirán visitándonos más asiduamente, ahora que les han cogido gusto a hacerse fotos y estrenar ropita.